En enero, con el fútbol todavía lejos de la hora de las definiciones, la NBA a mitad de temporada y el tenis apenas calentando motores, lo mejor que ofrece la programación deportiva son los playoffs de la NFL. Y, entre todo el mes, la semana más interesante suele ser la segunda, la de los partidos divisionales: cuatro partidazos con emoción, intensidad y suspenso garantizados.

Este es el momento del año en el que ocurren cosas como estas:

 

Este año no pinta para ser la excepción, con cuatro matches muy interesante, de los cuales tres tienen pronóstico reservado. A priori, solamente los Arizona Cardinals parten como claros favoritos. Estas son mis apuestas:

Kansas City @ New England (sábado): En la AFC, siempre que Tom Brady esté en los controles, los Patriots serán favoritos. Ahora, además, juegan de locales y vienen con una semana de descanso. Pero su rival llega en una racha impresionante. La semana pasada masacró a los Houston Texans y lleva 10 victorias seguidas. Los Chiefs darán mucha pelea, pero al final la jerarquía de Brady y su inmejorable vínculo con Gronkowski deben imponerse. Será la vehemencia contra el oficio. Ganan los Patriots.

Green Bay @ Arizona (sábado): El recuerdo aún está fresco. Hace menos de un mes, en el mismo escenario, los Cardinals aplastaron a los Packers (38-8). Aquella vez, la línea ofensiva de Green Bay fue incapaz de darle protección a Aaron Rodgers, que se llevó una paliza terrible. Es más que probable que el libreto se repita. Sin Rodgers en una jornada memorable, los Packers no tienen ninguna opción en este partido, por lo que parte del plan de juego de los Cardinals debe ser no darle respiro. Los Packers simplemente no tienen suficientes armas como para sostenerle el ritmo a uno de los mejores equipos de la NFL en la actualidad. Ganan los Cardinals.

Seattle @ Carolina (domingo): El partidazo del fin de semana. Los Seahawks se salvaron de milagro la semana pasada en Minnesota pero ahora recuperarán a Marshawn Lynch, su corredor estrella, justo para enfrentar al equipo con mejor rendimiento de la temporada. Chocarán dos QB con estilos similares: Russell Wilson y Cam Newton tienen gran facilidad para correr con el balón cuando no hay buenas alternativas de pase, por lo que son muy temibles para las defensivas. Puede ser un partido de muchos puntos. Ante fuerzas relativamente parejas, la localía y la semana de descanso pueden ser la diferencia. Ganan los Panthers.

Pittsburgh @ Denver (domingo): Podría ser el último partido de Peyton Manning. Sin embargo, Denver ha demostrado estar en mejor nivel, por lo que es favorito. Los Steelers llevan varias semanas sobreviviendo (clasificaron a los playoffs con las justas y el sábado pasado ganaron sobre el final a los Bengals un partido que tenían casi perdido) y la buena racha debe terminar pronto. Si Denver sigue un plan de juego balanceado y no comete errores de bulto debe sacar adelante este partido. Ganan los Broncos.

 

 

 

Anuncios