Buscar

Curva Diagonal

Deporte – ciencia

Etiqueta

Selección Boliviana

Perú-Bolivia y el acuerdo binacional

PerúBolivia

por BRUNO RIVAS

El martes pasado en Puno tuvo lugar el Primer Gabinete Binacional Perú-Bolivia. Producto de ese encuentro se firmó la Declaración de Islas Esteves que incluye 37 acuerdos. Los primeros 36 se han hecho públicos; sin embargo, el último es un secreto que comparten los presidentes Ollanta Humala y Evo Morales. Solo los más arriesgados periodistas han podido sondear sobre la naturaleza del mismo. Uno de ellos se ha atrevido a comunicar al autor de este post el acuerdo en cuestión. En primicia lo anunciamos: El fútbol peruano y el boliviano se han fusionado.

Para nadie es un secreto que el balompié boliviano siempre ha visto con admiración al peruano. Clubes como Universitario y Sport Boys tienen sus émulos en el Altiplano. Grandes delanteros como Jorge ‘Koki’ Hirano dieron cátedra en los equipos más poderosos de La Paz. Recientemente, Marcelo Martins, la máxima estrella boliviana, comparó a la blanquirroja con Italia. Ante esos antecedentes, el acercamiento entre gobiernos se convirtió en la perfecta ventana de oportunidad para acercar a las selecciones de dos pueblos que aman y sufren el fútbol.

El encuentro disputado en Temuco por los cuartos de final de la Copa América sirvió como primer entrenamiento del nuevo combinado. Los titulares vestidos de rojo no tuvieron ningún problema en superar a los suplentes ataviados de blanco. Con suma facilidad, el primer equipo se puso tres goles arriba pero tuvo la cortesía de no concretar un marcador de escándalo. Incluso, Advíncula, uno de los más bonachones del equipo, tuvo la genial idea de cometer un penal que permitía que los suplentes salieran del campo con el honor intacto. La primera pichanga no concluyó con caras largas.

Ahora se viene la verdadera prueba de fuego para el equipo binacional. El lunes en el Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos se enfrentará a Chile por las semifinales de la Copa América. No obstante, las últimas informaciones indican que el acuerdo secreto se está resquebrajando. Emulando a lo ocurrido en la Guerra del Pacífico, la escuadra boliviana habría decidido dejar a la peruana a su suerte. Ni Chumacero, ni Martins reforzarían al equipo rojiblanco. Sin ninguna ayuda, Guerrero, Pizarro y compañía van por la heroica a Santiago de Chile. Su misión es no repetir campañas anteriores.

Bolivia o la diplomacia de Evo

por BRUNO RIVAS

Durante muchos años, el presidente boliviano, Evo Morales, fue poco más que un apestado. En sus días de sindicalista, a fines de los ochenta, fue perseguido, encarcelado e incluso estuvo cerca de la muerte. No obstante, en la década del noventa su suerte empezó a cambiar. Por esa época se convirtió en el gran líder de los cocaleros bolivianos poniendo en jaque al gobierno de Hugo Banzer y a sus aliados norteamericanos. Su cruzada se hizo tan reconocida que recibió dos nominaciones al premio Nobel de la Paz. Coincidentemente, en esos años, la selección boliviana lograba su máxima hazaña: clasificar al mundial de fútbol de Estados Unidos.

A Evo le tomó más de una década el construir un movimiento social que le permitiera evadir todos los escollos legales que lo apartaban del poder. En el 2005 ganó las elecciones y se convirtió en el primer presidente indígena de la historia de Bolivia. Desde entonces ha desarrollado una política nacionalista de recuperación de los recursos naturales que, contra todo pronóstico, le ha dado réditos económicos. El país del Altiplano es uno de los que más ha crecido en los últimos diez años. Sin embargo, durante todo ese tiempo, la selección boliviana ha quedado siempre en los últimos puestos de la tabla en las eliminatorias sudamericanas. No ha estado ni cerca de volver a un Mundial.

A pesar de su popularidad interna, Evo Morales no era bien visto en países como el Perú. Sus discursos y acciones eran criticados por politólogos y técnicos que veían en él a un mandatario populista e improvisado. Excentricidades como jugar partidos de fútbol durante las Cumbres de los Pueblos terminaban dándole asidero a sus críticos. Su diplomacia del fútbol era vista como ridícula. Al fin y al cabo, los bolivianos no juegan bien al balompié. No tiene sentido que su presidente haga exhibiciones de un deporte en el que el país altiplánico solo da vergüenza.

2133203

Sin embargo, en los últimos meses, Evo ha empezado a ser visto con admiración en algunos países. Ahora, en el Perú admiran su don de mando y la eficiencia que muestra contra el crimen. Incluso en política internacional se muestra audaz. El reclamo histórico contra Chile para obtener una salida al mar lo ha llevado a La Haya. Los resultados de esa nueva actitud saltan a la vista. La selección boliviana está invicta en sus dos presentaciones en Chile. No recibió goles contra México y le hizo tres a Ecuador. Ahora se apresta a complicar a los anfitriones. Los equipos que pierden en el último minuto miran a Bolivia con envidia. Después de nueve años en el poder, la diplomacia de Evo parece estar surtiendo efecto.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑